Centros de Rehabilitación

Calificar información

Córdoba cuenta desde hace seis años con nueve Centros de Rehabilitación que integran una red especializada en la prevención, detección y recuperación de las personas discapacitadas. Sus características los convierten en únicos en Latinoamérica y les permiten trabajar en un área sensible, de manera absolutamente gratuita y con ventajas, inclusive, sobre la actividad privada que no en todos los países de la región dispone de mecanismos articulados y multidisciplinarios para enfrentar el problema.

Los centros dependen de la Dirección General de Inclusión Sanitaria del ministerio de Salud y funcionan en Córdoba capital en los hospitales Nuestra Señora de la Misericordia y Pediátrico del Niño Jesús y en el interior en Laboulaye, Cruz del Eje, Villa Dolores, San Francisco, Villa María, Río Cuarto y Unquillo.

En el término de un año, en promedio, brindan unas 130 mil prestaciones a 40 mil pacientes. La labor que despliegan va desde la estimulación temprana a un recién nacido a la rehabilitación de un adulto que ha sufrido un accidente cerebro vascular, pasando por toda la gama que incluye enfermedades neurodegenerativas al menoscabo físico, anímico o psicológico que suelen acarrear accidentes de tránsito, laborales o domésticos.

El principio que guía la tarea de los profesionales que se desempeñan en esa particular área es que “el acceso a oportunidades sociales, culturales y políticas es necesario para la igualdad de posibilidades y el cumplimiento de los derechos humanos de las personas con discapacidad”.

María Teresa Puga, la médica que encabeza la Dirección General de Inclusión Social, explica que los nueve centros distribuidos en capital e interior operan de acuerdo a estándares de calidad aprobados internacionalmente y con un protocolo único para garantizar buenos resultados en cualquier punto de la provincia.

Desde su habilitación, la cartera de Salud ha designado 110 profesionales que integran la dotación de cada centro, constituida por médicos fisiatras y kinesiólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, psicomotrocistas y trabajadores sociales, enfermeros y expertos en terapia ocupacional y en estimulación intelectual. Además de los recursos humanos, cuentan con aparatología de última generación: audiómetros, cabinas sonoamortiguadoras silentes, impedanciómetro, equipos de ultrasonido, electro estimulación, electro analfesia y láser.

Trabajo con la familia

La estrategia de los centros es la Rehabilitación Basada en la Comunidad, que consiste en mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias, atender sus necesidades básicas y velar por su inclusión y participación.

Cada uno de esos objetivos implica un trabajo sostenido y multidisciplinario que abarca no sólo al paciente sino también a su familia. “Es importante que la sociedad vea que no abandonamos a un costado del camino al discapacitado”, apunta María Teresa Puga, quien además insiste en que es necesario buscar la actividad adecuada para cada persona.

Con ese tipo de consideraciones se obtienen resultados sorprendentes. Hay formas estándar de trabajar si se trata de alguien con síndrome de Down, o con Parkinson. “El beneficio es evidente”, puntualiza Puga, quien destacó asimismo la importancia de haber montado centros en el interior, cuando antes los pacientes debían desplazarse obligadamente a capital. “Hoy tienen lugares de excelencia donde se pueden rehabilitar”.

La Provincia de Córdoba tiene un compromiso particular con la reinserción familiar y laboral de discapacitados. A través del Programa Primer Paso se logró la incorporación laboral de 250 personas con discapacidad durante 2012, y 689 en 2013. Distintas áreas del gobierno trabajan en forma mancomunada con la Red de Instituciones comprometidas por la Inclusión Laboral de Personas con Discapacidad.

Recientemente y en ocasión de la presentación de la nueva etapa del PPP y del cupo destinado a personas con capacidades diferentes, funcionarios de Empleo ratificaron que “buscamos darle la certidumbre al empresario que está acompañado por especialistas y técnicos, para que el proceso de inclusión laboral posibilite la permanencia del joven en el puesto laboral”.

Programas especiales

Los Centros de Rehabilitación funcionan dentro de predios hospitalarios y sus destinatarios directos son pacientes ambulatorios y no ambulatorios de los nosocomios públicos que carecen de obra social y recursos económicos. El trámite se gestiona a través del servicio social del establecimiento asistencial.

Los programas especiales que se atienden incluyen fibrosis quística, acromegalia, esclerosis múltiple, insuficiencia somatotrófica, artritis reumatoidea, artritis idiopática juvenil, pubertad precoz y síndrome de Reiter.

Los pacientes que lo requieran reciben prótesis, traumatología, cirugía general, cardiovasculares, ortesis-pilones de marcha, férulas, zapatos ortopédicos, plantillas, nebulizadores, aspiradores, colchones y agua-marcapasos, lentes aéreos y de contacto, audífonos, implantes cocleares y medicamentos para tratamientos prolongados.

Contacto
Direcci�nHospital Preventivo San Roque, Rosario de Santa Fe 374
Tel�fono(0351) 4342437/8 Interno 223
Email 
Volver
Compartir en WhatsApp (Sólo dispositivos móviles)